jueves, 1 de diciembre de 2016

Chutney de tomate

Alguna vez habéis probado un chutney?

Es una auténtica explosión de sabor!!!! 

Su sabor agridulce y especiado hace que se te despierten todas las papilas gustativas.

Es de origen indio. Se podría decir que está entre la mermelada y el encurtido aunque la primera diferencia entre un chutney y un encurtido es su tiempo de cocción, ya que los chutney requieren de una larga y lenta cocción. 

Son geniales para acompañar carnes asadas o de caza, se combina genial con los quesos especialmente los chutneys más dulces y ni que decir tiene que está buenísimo tan solo acompañado con unas simples galletitas saladas.

Nos ponemos el delantal?

Son muchos ingredientes, pero no te asustes ya que su preparación es muy muy sencilla.

Ingredientes:
1kg de tomates maduros
330g de azúcar
120g de azúcar moreno
1 cebolla cortada en trocitos muy pequeños
1 cucharadita de sal
1 dientes de ajo rallado
3 guindillas cayena
1 cucharada de jengibre
140ml de vinagre blanco
100ml de vinagre balsámico
1/2 cucharada de semillas de comino
1/2 cucharadita de cilantro
½ cucharadita de albahaca  
1 cucharadita de cúrcuma
1 cucharada de aceite de oliva  

Limpiamos los tomates, quitamos los tallos y hacemos una cruz con un cuchillo afilado en el culo de ellos.
Ponemos una olla con agua al fuego y la hacemos hervir. Una vez comience a hervir metemos dentro los tomates y los dejamos cinco minutos. Mientras, llenamos un bol de agua fría y le ponemos unos cubitos de hielo. Pasados los cinco minutos pasamos los tomates del agua hirviendo al bol con los cubitos de hielo. Con esto conseguiremos que los tomates se pelen prácticamente solos, tan solo tendremos que tirar de la piel.
Cortamos los tomates en trozos medianos y los colocamos en una cacerola.
Añadimos el resto de ingredientes en la cacerola con los tomates y desmenuzamos  la cayena. Mezclamos bien y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego prácticamente al mínimo.
Mantendremos en el fuego, moviéndolo de vez en cuando, unas tres horas o hasta que reduzca y quede como una mermelada. 

Nota: El tiempo de cocción dependerá de la cantidad de agua que contengan los tomates.
Lo dulce, salado o especiado dependerá mucho del gusto de cada uno ya que lo podremos ir corrigiendo mientras se cocina.  
Aguanta muy bien en el frigo cuatro o cinco días. Pero podemos conservarlo en tarros de cristal envasándolo en los tarros bien limpios cuando los retiramos del fuego, tapamos y ponemos boca abajo. El calor del chutney creará el vacío en el tarro por lo que se conservará perfectamente durante mucho tiempo.



Y esto es todo! Veis como era muy fácil de preparar?

Animaos a prepararlo os aseguro que os sorprenderá su intenso sabor!

Mil besos a todos! Nos vemos en la próxima entrada! Muuuuak

domingo, 27 de noviembre de 2016

Trenza Angélica #Asaltablog




Bueno, pues con esta entrada completamos los asaltos de este año en la cueva del Asaltablog (pero no de temporada) y es que en diciembre hay un asalto masivo, si, si, lo aclaro, en diciembre como todos estamos muy liados con las navidades pues dejamos los asaltos para los que son yonkiasaltadores, aquellos que no pueden pasar un mes sin meterse en la cocina de nadie. Por eso los que hacemos es un Asaltablog invisible, genial, verdad?!!!

Este mes, Amalia es la que ha tenido que sufrir las consecuencias de ser la asaltada. Dicen por ahí que en su cocina no han quedado ni las migajas de una receta jua, jua,jua jijijijiji

Os dejo aquí su blog para que lo podáis cotillear a vuestras anchas.

Felicidades Amalia! Tienes un blog genial! Cuidado al detalle y con un contenido muy interesante, con recetas de todo tipo y a cada cual más apetecible. 

Pero lo mío con esta trenza de angélica ha sido amor a primera vista, mira que me he mirado todas y cada una de las recetas que tiene, pero nada, en cuanto la vi no me la puede quitar de la cabeza por lo que la decisión estaba tomada.



Decir que está buenísima es quedarse corto! Simplemente, me encanta!!! 

Solo he hecho algunos pequeños cambios, las pasas las cambié por chocolate con leche y la glasa la hice con esencia de naranja, por lo demás está todo igual.

Te cuento como la hice?

Apunta!

Ingredientes:

Para el prefermento necesitamos:
135g harina de fuerza
5g levadura liofilizada
75 gr de agua a temperatura ambiente

Para la masa:
400g harina de fuerza
75g azúcar
120ml leche templada
3 yemas de huevo
4g de sal
120g de mantequilla pomada

Para el glaseado:
50 gr de agua
Azúcar glass (no os pongo cantidades ya que la podéis dejar con la consistencia que más os guste)

Para el relleno:
300g de chocolate con leche troceado
Nueces
75 gr de mantequilla fundida



Preparamos el prefermento, para ello vamos a mezclar todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea con la que formaremos una bola, la ponemos en un bol y la dejamos fermentar hasta que doble su tamaño.
Una vez levado el prefermento preparamos la masa. Desleimos la levadura en la leche tibia hasta que se deshaga. En el bol de la amasadora ponemos la harina junto con la leche, el azúcar, la sal y las yemas de huevo, ponemos el gancho en la amasadora y mezclamos bien a velocidad media y añadimos el prefermento, seguimos amasando a velocidad media, el prefermento tardará un ratito en incorporarse a la masa pero no dudéis que al final lo hará.
Añadimos la mantequilla poco a poco mientras seguimos amasando. Una vez hayamos incorporado toda la mantequilla subimos la velocidad de la amasadora y dejamos amasando hasta conseguir una masa lisa que no se peque en las paredes del bol. Formamos una bola y la dejamos de nuevo en el bol de la amasadora tapado con un paño o con papel film y dejamos que doble su volumen.
Una vez haya levado, la volcamos sobre la mesa de trabajo y con la ayuda de un rodillo la estiramos formando un rectángulo de unos 2 o 3 milímetros de grosos.
Derretimos la mantequilla en el microondas y con la ayuda de un pincel la repartimos por toda la masa.
Troceamos el chocolate en trozos pequeños y los repartimos por toda la superficie junto con las nueces picadas. Pasamos el rodillo de nuevo pero esta vez muy suave ya que no queremos que la masa se extienda más, si no fijar el chocolate y las nueces a la masa.
Enrollamos la masa para conseguir un cilindro, lo pasamos a un papel de horno y con la ayuda de un cuchillo la cortamos por la mitad a lo largo. Girando una mitad sobre la otra y vamos trenzándolas.
Podemos dejar la trenza recta o formando un circulo como he hecho yo, para ellos solo tenemos que unir los dos extremos de la trenza.
De nuevo tenemos que dejar levar la trenza, para ello la pasamos a la bandeja de horno y tapamos con un paño.
Una vez haya doblado su volumen horneamos con el horno precalentado  a 180º unos 30 minutos.
Mientras se enfría preparamos el glaseado. Ponemos el agua en un bol y unas gotitas de esencia de naranja (también podéis sustituir el agua por zumo de naranja) y vamos añadiéndole azúcar glas y moviéndolo con unas varillas hasta conseguir la textura que deseemos. En mi caso la dejé algo líquida ya que quería que se metiera bien por los surcos de la trenza, además la glaseé cuando aún estaba templada.

Dejamos enfriar por completo antes de merendárnosla!



Ñammmm

Que rica que estaba!

Os aseguro que la vuelvo a preparar y no tardando mucho jejeje

Espero que os haya gustado, os vemos en la próxima entrada.

Mil besos a todos!! Muakkk






jueves, 24 de noviembre de 2016

Tortitas.... Crepes con mermelada de fresa




Recuerdo que cuando éramos pequeñas venían a casa mis tías con mis primas, y mientras jugábamos ellas muy afanadas en la cocina preparaban una gran merendola.  Mezclaban leche, harina y huevos en un bol y, entre charlas y risas iba saliendo de la sartén una tortita tras otra.

Si, si, tortitas. Y es que por aquellos entonces (madre mía, unos 30 años ya! qué barbaridad! cómo pasa el tiempo!) las llamábamos tortitas (los crepes, eran para los franceses jejeje).

Recuerdo que cuando la masa se iba acabando llegaba una de ellas y decía… “se cree la masa que no hay más leche jajaja”…. Y le añadía un buen vaso de leche. Y claro la siguiente tortita no salía en condiciones dada la cantidad de leche, por lo que tenían que seguir añadiendo huevos y harina para corregir la masa, que dicho sea de paso nunca acababa jajaja. No seguían receta, siempre la hacían a ojo y cuando la masa adquiría la consistencia que ellas buscaban empezaban a cocinarlas. 

Os podéis imaginar las peleas que se formaban por la primera tortita jajaja eso parecía una batalla campal!

Las bandejas con tortitas que salían tras una tarde en la cocina eran descomunales y os puedo asegurar que no sobraba ni una.

Recuerdos con nostalgia aquellas tardes entre primas y tortitas. 

Por eso me tenéis que permitir que en esta entrada cambie el nombre de crepes por el de tortitas.

Y aunque ellas no seguían ninguna receta y os confieso que en casa yo tampoco, si he querido pesar los ingredientes para compartir con vosotros estas tortitas con mermelada que tanto nos gustan en casa.




Y si ya nos sorprenden con ellas para un desayuno en la cama…..

Se puede pedir más?

Ingredientes:
150 gr de harina
250 ml de leche
3 huevos
1 cucharadita de azúcar de azúcar avainillado (opcional)
Aceite de girasol
Mermelada de fresa

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batimos hasta conseguir una mezcla suave, debe quedar algo más ligera que un yogurt cuando lo mueves, como una crema ligerita. Dejamos reposar una media hora.
Mientras preparamos la sartén que debe de ser antiadherente, en ella ponemos unas cucharadas de aceite que pondremos al fuego hasta que esté bien caliente. Pasamos el aceite de la sartén a un vaso y reservamos.
Con la ayuda de un cazo o cucharón de sopa ponemos una medida de la mezcla que teníamos reservada en la sartén bien caliente y con la ayuda del mango de la sartén vamos girándola para repartir la masa por toda la superficie. Esta primera crepe digamos que es de prueba para comprobar la cantidad de masa que necesitaremos para cada una de ellas y para comprobar la temperatura que debe de tener la sartén para hacerlas por lo que siempre se suele desechar, (desechar para la presentación! Pero prohibido tirarla! no quedará tan bonita como las siguientes pero estará igual de rica! Un capricho para el cocinero antes de presentar el resto a los invitados, jejejeje), bueno a lo que íbamos, dejamos cocinar a fuego medio y cuando seamos capaces de pasar la espátula por debajo ya estará lista para darle la vuelta para que se cocine por la otra cara. Una vez dorada retiramos a un plato donde las iremos apilando conforme las vayamos haciendo.
Cuando tengamos todas listas, ponemos un par de cucharadas de mermelada en la primera crepe, extendemos bien por toda la superficie y la enrollamos, la pasamos al plato de presentación y seguimos con el resto repitiendo la misma operación.

Nota:
Es mejor consumirlas cuando aún están templadas o prácticamente frías, aunque os confieso que a mí cuanto más me gustan es cuando guardo una o dos para el día siguiente, que la masa ha absorbido toda la mermelada y la tortita queda algo resequilla por los bordes (soy así de rara jajaja)
Podéis rellenarlas con cualquier otro tipo de mermelada, con chocolate, nocilla… o incluso también podéis rellenarlas con algo salado y presentarlas como un aperitivo o un entrante. En cualquier caso estarán buenísimas!




 
Espero que os hayan gustado y os animéis a prepararlas en casa.

Con que las rellenarías?

Nos vemos en la próxima entrada! 

Mil besos a todos! Muuuuak

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...