domingo, 31 de enero de 2016

Suizos rellenos o bambas…. #Asaltablog Enero




A los buenos días!

Bueeno, pues ya está otra vez al ataque la banda del Asaltablog! 

Y todas las redes sociales se van a empezar a llenar de un momento a otro de recetas que le hemos robado a Blanca Cabello de su blog Lasrecetas de Blinky jajajaja apuesto a que se le ha quedado la cocina tiritando con tanto ladronzuelo suelto por ella. Pero seguro que aún le quedan recetas ricas ricas que podréis descubrir en él, así que no esperéis y visitadlo.

Por mi parte me traje a mi cocina la receta de unos suizos rellenos que tenían una pinta impresionante a los que tenía ganas de hincar el diente.




Espero que no te enfades por haber cambiado unas cosillas Blanca.

Blanca los rellenó con chocolate, pero yo tenía una estupenda crema de queso en el frigo y me pareció una idea estupenda para aprovecharla, por lo que no me lo pensé dos veces.

Mi amor odio por las masas de bollería muchas veces me hacen dar un paso para atrás cuando me gustaría hacer alguna de ellas, pero Blanca lo explicaba tan fácil en su entrada que me animé a ello y olle! Han resultado ser muy sencillos de hacer y rápidos, si no contamos los ratitos de levado. 

Levados que no suponen un problema cuando sabes que vas a estar prácticamente todo en día en casa y no tienes que estar tan pendiente de controlar los horarios. 

Venga va, os dejo la receta y no me enrollo más.

Ingredientes:
250g de harina de fuerza + 2 cucharadas que yo le añadí ya que me parecía que la masa estaba muy liquida para después manejar.
2 huevos L
10g de levadura fresca
50g de mantequilla pomada sin sal
125ml de leche semi templada
Ralladura de una naranja
1 huevo batido para luego pintarlos
Azúcar glas para espolvorear por encima una vez terminados

Para la crema necesitamos:
200g de nata para montar bien fría
100g de queso crema
3 cucharadas de azúcar
1 cucharada de extracto de vainilla

En el bol de la amasadora ponemos la harina (reservar las dos cucharadas para el final ya que no todas las harinas tienen la misma capacidad de absorción y puede que no las necesitéis), levadura desmigada, mantequilla en pomada, la leche templada, los dos huevos y la ralladura de naranja. Con la ayuda del gancho amasamos durante unos cinco minutos hasta conseguir una masa homogénea que se desprende de las paredes pero que aún queda pegajosa. En este momento es cuando deberéis añadir o no las dos cucharadas de harina.
Tapamos el bol con film y dejamos levar hasta que doble el volumen.
Una vez haya doblado el volumen ponemos un poquito de aceite de oliva en la encimera para volcar en el la masa y que no se nos pegue a ella, también nos ponemos nosotros un poquito en las manos.
Dividimos la masa en seis porciones, formamos una bola con cada una dejando la parte de arriba bien firme para que luego nos quede un bonito bollo lisito. Y los colocamos en la bandeja de horno con papel de hornear.
Pintamos las bolitas con huevo batido y dejamos de nuevo levar para que doblen su volumen.
Una vez hayan levado los volvemos a pintar con huevo batido con cuidado para no pincharlos y los horneamos unos 15 minutos a 180 grados.
Mientras se hornean preparamos la crema, para ello batimos la nata con el azúcar casi hasta que forme picos firmes.
Por otro lado batimos el queso crema para que quede blandito y sin grumos.
Añadimos el queso a la nata y le incorporamos la vainilla, volvemos a batir todo para que quede una crema firme pero con cuidado para que no se corte la nata.
Una vez fríos los abrimos con un cuchillo de sierra, los rellenamos con la crema de queso y espolvoreamos azúcar glas por encima para decorarlos.
Y listos!!!

Nota: También podéis hacer la masa sin la amasadora poniendo todos los ingredientes en el bol y amasando a mano, también hasta conseguir una masa homogénea, obtendréis el mismo resultado que con la amasadora.
Si queréis rellenarlos con chocolate como hizo Blanca en su entrada tendréis que poner unas onzas de chocolate dentro de la masa cuando forméis las bolas.
Yo dividí la masa en seis porciones, pero me parece que una vez hechos quedaban algo grandotes aunque de un buen tamaño para una merienda generosa jejeje, si los quereis más pequeños para tener menos remordimientos de conciencia dividir la masa en 8 porciones.
También podréis rellenarlos de trufa, nata, crema….. la imaginación al poder!




Os aseguro que quedan buenísimos!

Y como salen solo 6-8 bollitos no durarán ni dos días por casa jejeje, 15 minutos si invitáis a alguien a merendar a casa.

Espero que os hayan gustado, os espero el jueves que viene con una nueva entrada.

Mil besos para todos.
 

jueves, 21 de enero de 2016

Cinnamon Rolls de manzana y glaseado de queso crema




Buenos días!

Tengo un notición!

Azúcar en mi cocina por fin dispone de una página en facebook.

Si me seguís por facebook sabréis que en mi perfil comparto todo tipo de cosas tanto reposteriles como personales, por lo que he querido de algún modo separarlas. En mi perfil seguiré como hasta ahora pero en la página solo podréis encontrar cosas relacionadas con este mundo tan dulce. Subiré todo lo que vaya enredando en mi cocina tanto dulce como salado.

Os dejo el enlace para que cotilleéis un ratito. Y ya de paso si le das al ME GUSTA y me sigues me harás la mar de feliz jejeje.

Y que mejor forma de celebrarlo que con estos deliciosos rollos de canela y manzana con glaseado de queso crema?7




Hace tiempo publicamos en blog una primera receta de cinnamon rolls, podéis verlos aquí, estaban deliciosos pero estos que os traigo hoy son de 10, están increíbles! Imaginaos ese sabor clásico de los cinnamon roll unido al saborcito de la manzana caramelizada, la mantequilla… 

De verdad, tenéis que probar esta delicia en forma de rollito que hará que cerréis los ojos en cada bocado.

Ingredientes

    Para la masa:
    25g de levadura fresca
125 ml de agua tibia
125 ml de leche templada
125 g de azúcar
75 g de mantequilla derretida sin sal
1 huevo a temperatura ambiente
2 cucharaditas de sal
560 g de harina

Para el relleno:
90g de mantequilla derretida sin sal
3 manzanas tamaño medio cortadas en cubitos pequeños
125g de azúcar
200g de azúcar moreno
2 cucharadas de canela en polvo

Para el glaseado:
   
60g de queso crema ablandado
180g de azúcar glas
½ cucharada de vainilla
Un chorrito de leche
    
En un cuenco ponemos el agua tibia junto con una de azúcar, deshacemos en ella la levadura y la movemos hasta que se disuelva. Dejamos reposar unos 10 minutos para que actúe la levadura.
En el cuenco de la amasadora ponemos la leche templada, la mantequilla derretida, el huevo, el resto del azúcar y la sal, con el gancho amasamos a velocidad baja hasta que se mezclen los ingredientes.
Añadimos la mitad de la harina y amasamos hasta que quede suave. Añadimos la mezcla de la levadura y continuamos amasando a velocidad baja. Vamos agregando el resto de harina restante, subimos la velocidad a la mitad y amasamos unos cinco minutos más.
En un bol grande ponemos un poquito de aceite por las paredes y colocamos dentro nuestra masa, tapamos con film y dejamos levar para que doble el volumen más o menos tardará unas dos horas.

Mientras vamos preparando el relleno, para ello calentamos cuatro cucharadas de la mantequilla con el azúcar blanco en una sartén, añadimos las manzanas troceadas y salteamos hasta que las manzanas se caramelicen ligeramente. Retiramos del fuego y reservamos.

Una vez la masa haya levado hasta doblar su volumen ponemos un poco de harina en la mesa de trabajo y bajamos la masa del bol, con la ayuda de un rodillo extendemos la masa en un rectángulo.
Extendemos la mantequilla restante por toda la superficie.
Mezclamos la canela con el azúcar moreno y repartimos por toda la masa.
Extendemos la manzana que teníamos reservada y enrollamos la masa.
Con la ayuda de un cuchillo vamos cortando el rollo en rebanadas, saldrán unas 12, aunque yo lo dividí solo en 7 para el molde que tenia.
Engrasamos un molde para hornear y colocamos en el los rollos dejando separación entre ellos ya que volverán a doblar su volumen. Tapamos con film y volvemos a dejar levar otras dos horas o hasta que doblen su volumen.
Precalentamos el horno a 180º quitamos el film de los rollos y horneamos unos 20-22 minutos. Tienen que quedar doraditos.
Mientras preparamos el glaseado, para ello ponemos todos los ingredientes en un bol y con unas varillas mezclamos todo. La cantidad de la leche dependerá de lo espeso que queráis el glaseado, por eso no os indico cantidades, empezad con una pequeña cantidad e ir añadiendo hasta que consigáis la textura que deseéis.
Cuando los rollos estén listos retiramos del horno y repartimos el glaseado por ellos con las varillas formando hilos y servir.


Nota:
También podemos hacer la masa a mano si no tenemos amasadora siguiendo los mismos pasos, también quedará perfecta.
Si no os gusta la manzana siempre la podéis sustituir por pera, plátano u otra fruta.



 

Os dejo con la foto del corte! Que os parece?

Nos vemos en la próxima, cocinad mucho!

Mil besos a todos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...