jueves, 18 de diciembre de 2014

Turrón de chocolate blanco, coco tostado y curry





A unos días para el sorteo de navidad empieza en el blog el recetario navideño de este año.

Os tengo preparados un roscón de reyes, un tronco de navidad, unos turrones y alguna que otra sorpresilla más con las que haréis las delicias de vuestros familiares y comensales este año! 

Para empezar os traigo un turrón de chocolate blanco, coco tostado y curry! La receta es de Roca así que el éxito está asegurado!!

No os dejéis influenciar por el curri porque apenas notareis que lo lleva, tan solo lleva una pizca y hace que el sabor a chocolate blanco y coco tostado tenga un toque de especias que le queda increíblemente bien.





Además es tan fácil de preparar que hasta lo pueden hacer los peques de la casa, eso sí, si son muy peques mejor que les tostéis vosotros el coco.

Con el participo en el reto del mes de diciembre en el blog El gran reto dulce 

Ingredientes:
200g de chocolate blanco
75g de coco rallado
La ralladura de un limón
Una pizca de curri, la punta de una cucharadita de café

Preparamos nuestro molde para turrón forrándolo con un poco de papel de horno o con papel film para poder desmoldarlo mejor. Si no tenéis molde podéis utilizar un cartón de leche cortándolo por la mitad, aquí el que no se apaña es porque no quiere jejeje.

En una satén ponemos el coco rallado y lo tostamos hasta que adquiera un tono dorado.

Derretimos el chocolate blanco en el microondas a baja potencia comprobándolo cada 30 segundos para que no se nos queme.

Una vez derretido añadimos el coco tostado mezclamos, añadimos la ralladura de limón y mezclamos de nuevo.

Por ultimo añadimos la pizca de curry, mezclamos de nuevo.

Ponemos en el molde para turrón, si utilizáis el molde casero como yo poned al cada lado un soporte para que no se abra y quede lo más recto posible.

Dejáis reposar un par de horas en el frigo para que endurezca y listo!!!

Un dulce para acompañar estas fechas en las que para algunos son tan dulces y felices como mientras para otros por unas circunstancias o por otras, familia, paro, trabajo… se hacen un poco o a veces bastante cuesta arriba. 

Desearos una muy feliz navidad!!!!

Un besito muy muy gordo.
 

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Pastela de pollo





No recuerdo donde vi por primera vez una pastela de pollo, no recuerdo ni lo que he comido hoy, jejeje, pero lo que si recuerdo es que me llamó muchísimo la atención. 

Por el tipo de masa que lleva y es que es como papel! capas y capas de masa crujiente que hacen que este pastel tenga un aspecto y presencia de lo más bonito decorado con azúcar glas y canela. 




Un plato que se ha colado en mi recetario más socorrido y habitual, ya que creo que es un pastel todo terreno.  Habitualmente lo tomamos en casa como plato único, pero también podréis sorprender con él a los invitados en una cena o comida.

Con esta receta participo en el Reto 52 Weeks en la semana 30- Marruecos.

Después de ver mogollón de recetas y videos de esta pastela no me he decidí por ninguna por lo que decidí hacer mi propia versión, y modestia aparte tengo que decir que está increíblemente buena.

Os cuento como la preparé?

Apuntad!

Ingredientes:
2 muslos de pollo deshuesados con piel
½ pechuga de pollo grande
2 huevos L
Aceite
1 cebolla picada en trozos muy pequeños
Sal
Pimienta
1 litro de caldo de pollo
150g de almendra en laminas
1 cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de azúcar
1 cucharadita canela
1 cucharadita de nuez moscada
1 cucharadita de jengibre
8-10 hojas de pasta filo
Mantequilla derretida para pintar la pasta filo
Azúcar glas para espolvorear
Canela molida para espolvorear

En una cacerola ponemos aceite para pochar la cebolla a fuego medio. 

Salpimentamos los muslos y la pechuga y la ponemos con la cebolla para que se doré un poquito. 

Añadimos el caldo de pollo, el azúcar, la cúrcuma, canela, nuez moscada, jengibre y dejamos cocer tapada a fuego bajo hasta que casi se haya consumido el caldo y haya formado una salsa.

Dejamos templar.

Retiramos la piel a los muslos y la desechamos.

Troceamos muy pequeños los muslos y la pechuga y los devolvemos a la salsa. Añadimos las almendras y los huevos un poco batidos, ponemos de nuevo a fuego medio para que cuajen los huevos y nos engorden la salsa.

Dejamos enfriar.

Precalentamos el horno a 180 grados y preparamos un molde desmontable de unos 22 cm forrando la base para que luego nos sea más fácil desmoldarlo.

Con la ayuda de un pincel pintamos cada hoja de pasta filo con la mantequilla y vamos forrando el molde, en un principio con tres o cuatro hojas, sobre estas ponemos la mitad del relleno repartiéndolo bien  por toda la superficie. Pintamos otras 3-4 hojas de pasta filo con mantequilla y volvemos a forrar con ellas el molde, ponemos la otra mitad del relleno, pintamos de nuevo con mantequilla otro par de hojas de pasta filo para cerrar el molde y vamos metiendo para dentro la pasta que nos cae por los bordes, podemos ayudarnos de un poco más de mantequilla para que la pasta se pegue. Pero ojo, ten cuidado con la mantequilla si no quieres que quede muy grasa la pastela.

Horneamos hasta que la pasta coja un tono dorado.

Dejamos templar, desmoldamos, emplatamos y espolvoreamos por encima abundante azúcar glas y un poquito de canela.

Podemos comerla tanto templada como fría.






Está increíblemente buena, pero que voy a decir yo, no?? Jajaja

Bueno, no me enrollo más que me voy corriendo a prepararos recetas para estas navidades! 

Soy más de turrones o de polvorones?

Besos a todos!!!!
 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...