domingo, 26 de febrero de 2017

Oliebollen



Domingo,

La entrada de hoy va acompañada del Asaltablog! 

El blog asaltado es muy muy dulce, su nombre Mrmlada, pincha aquí si no lo conoces descubrirás recetas muy buenas y muy bien editadas.

Pero será una entrada muy muy rápida.

Preparé la receta hace como tres semanas y nos chupamos los dedos con estos deliciosos oliebollen que le robé a Elena, pero en ese momento estaba algo pillada y no puede redactar la entrada. Así que como es normal en mí, la dejé para el último momento. Ahora me pilla el toro, pero estoy resfriada y con fiebre, por lo que literalmente estoy a la altura de los cuernos del toro.

Os dejo la receta y me voy a la cama.

Prácticamente es un copia y pega ya que la preparé tal cual, tan solo cambié el tipo de levadura.

Ingredientes:
175g de harina
4g de levadura liofilizada
75ml de leche
30g de azúcar
1 pizca de sal
1 huevo L
Ralladura de medio limón
Aceite para freír
Azúcar glas para decorar

Templamos la leche en un vaso con la ayuda del microondas y disolvemos en ella la levadura, pero cuida que esté a temperatura corporal ya que si no matarás a los bichitos que luego nos ayudarán a que leve la masa.
En un bol amplio ponemos la harina, la sal, azúcar y ralladura, mezclamos y añadimos la leche, mezclamos para que comiencen a integrarse los ingredientes y añadimos el huevo, esta vez amasaremos con la mano hasta conseguir una masa pegajosa pero homogénea.
Tapamos el bol y dejamos que la masa doble su volumen.
Cuando haya levado volvemos a amasar para sacarle todo el aire y la dejamos reposar una media hora más.
Ponemos abundante aceite en una sartén o cazo al fuego, pero no lo calientes demasiado.
Con la ayuda de dos cucharas  mojadas en aceite vamos cogiendo porciones de masa dándole una forma redondeada al ponerlos en el aceite. Dejamos freír hasta que doren por ambos lados. (ojo! Ten cuidado de que el aceite no se caliente demasiado o se quemarán y por dentro quedarán crudos.
Pásalos a un papel absorbente para retirarles el exceso de aceite y ponles mucho azúcar glas por encima volteándolos para que queden bien cubiertos.

Listos!!!




Buenos no, lo siguiente. 

La verdad es que son un peligro porque cunden igual que pipas.

Espero que os hayan gustado y os decidáis a probarlos

Nos vemos en la próxima entrada!

Mil besos a todos



jueves, 16 de febrero de 2017

Woopies de chocolate y crema de nubes



Recordáis los woopies de chocolate y té verde que publiqué hace un tiempo en el blog?

Bien, pues de nuevo os traigo esos mismo woopies de chocolate pero esta vez rellenos de una deliciosa crema de nubes y no me refiero a la crema de nubes americana que todos conocéis, no, me refiero a nubes de verdad. Ñammmm!

El caso es que tuve que comprar unas nubes para hacer una figura con RKT y me sobraron unas cuantas, unas cuantas bastantes jejeje así que había que aprovecharlas, no?

Me vino a la cabeza la famosa crema americana y pensé en hacer la mía propia en versión casera, idea que deseché al acordarme de los woopies de chocolate que os he comentado antes. 

 



Chocolate y nubes…?

Mi boca empezó a salivar y literalmente me lancé a la cocina para prepararlos!

En un ratito tenía una deliciosa merienda para acompañarla con un descafeinado con leche. Que no se diga que no me cuido, eh? jajaja

Nos ponemos el delantal?

Vamos!!!

Podéis encontrar la receta de los woopies de chocolate aquí.

Y mientras se hornean y enfrían que tal si preparamos la crema de nubes?

Ingredientes:
170 g de mantequilla a temperatura ambiente
170 g de azúcar glas tamizada
80g de nubes derretidas
Un par de cucharadas de leche
En el bol de la amasadora ponemos la mantequilla junto con el azúcar y la leche, lo batimos todo con la pala durante al menos 5 minutos hasta conseguir una crema suave y cremosa. Mientras derretimos en el microondas las nubes hasta deshacerlas, moviendo de vez en cuando para conseguir una especie de crema pastosa. Dejamos templar y cuando tengamos lista la crema de mantequilla añadimos la pasta de nubes a cucharadas sin dejar de batir a velocidad media, una vez hayamos incorporado toda la pasta subimos la velocidad a tope y dejamos batir un par de minutos más.
Ponemos la crema en una manga pastelera con una boquilla redonda del número 8 y rellenamos los woopies con ella formando una especie de sándwiches.


De verdad tenéis que probarlos, decir que están buenos es quedarme muy corta.

Espero que os haya gustado.

Nos vemos en la próxima entrada, no dudéis en endulzar cualquier momento!

Mil besos a todos! Muuuuak

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...